Scroll to top
© 2017, Norebro theme by Colabr.io
es

HIJA, A VER SI UN DÍA ME EXPLICAS EN QUÉ TRABAJAS

MI PRIMER DÍA EN PARADALIA

He cambiado de trabajo y de sector hace poco y cuando salí de mi primer día llamé por teléfono a mi padre para comentarle qué tal había ido. La conversación tuvo las preguntas clásicas de ¿qué tal la oficina?, ¿cómo son tus compañeros?, ¿habéis comido ahí o fuera?… Tras contestarlas, le comenté lo que habíamos hecho en ese día.

En mi experiencia, el primer día de trabajo suele ser caótico e indefinido. Normalmente empieza con un tour por las oficinas y cuando tienes que sentarte a echar las 7 horas restantes, ¡no hay nada para que hagas! Por mucha prisa que haya por contratarte, rara vez tienen todo listo para cuando llegas.

Por el contrario, en Paradalia, tras resolver algunos temas administrativos o de herramientas que utilizaría en mi día a día, me tocó arremangarme y ponerme a dibujar. ¿A dibujar? – Me preguntó mi padre. Sí a dibujar. Los dos días siguientes teníamos unas sesiones con clientes en las que haríamos dinámicas y necesitábamos canvas para trabajar.

Justo ahí vino la temida pregunta… pero hija, ¿tú qué vas a hacer exactamente?

 

UN TRABAJO ATÍPICO

 

Nunca ha sido fácil para mí hacer comprender a la gente a lo que me dedico. Será porque nunca he tenido un puesto tan concreto como: analista financiero, profesor o diseñador de interiores.

Pero después de estar más de 4 años en mi anterior trabajo, tenía un pitch que permitía a cualquiera hacerse una idea de a lo que me dedicaba: “Asesoro a emprendedores universitarios a desarrollar su idea de negocio. Todas las investigaciones universitarias y el conocimiento impartido no deberían quedarse en las aulas si no llegar a la sociedad, y no puede ser de otra forma que con un modelo de negocio rentable”.

Más o menos queda claro, ¿no? Otra cosa es que entendiesen lo que realmente hacía en mi día a día.

 

«SINCERAMENTE, ME SIENTO COMO CHANDLER EN FRIENDS

Ahora llevo algo más de un mes en Paradalia y en estas semanas me he enfrentado varias veces a esta pregunta. Sinceramente me siento como Chandler en Friends. Si no has visto Friends, no sé que has estado viendo en estos últimos 20 años, pero gustos seriéfilos a parte, ninguno de sus amigos o pareja saben realmente a lo que se dedica.

Cuando les cuento a mis amigos que soy “Agente de Cambio Organizacional” se quedan con la misma cara que si les dijese que “desarrollo Inteligencia Artificial mediante Blockchain con redes neuronales”. Vamos que no entienden ni una palabra.

 

NOS METEMOS EN EL BARRO

 

Cuando mi padre me hizo esa pregunta pensé que no tenía ni el tiempo ni la información como para explicarle bien lo que hacía. Quedamos en que la próxima vez que le viese le intentaría explicar a qué me iba a dedicar a partir de ahora.

 El siguiente domingo quedamos a comer y empezó la explicación.

Dibujando canvas en la oficina en Impacthub madrid

En Paradalia hacen cambio cultural en grandes organizaciones. ¿Ah sí? ¿y eso cómo lo hacen? Pues transformando a personas internas que después liderarán el cambio en la organización. ¿Y cómo les transforman? Por lo que me han transmitido, crean nuevas estructuras dentro de la compañía y les acompañan para mejorar sus formas de trabajo. Les hacen replantearse las cosas y que conecten con el negocio.

¿Y cómo va a ser tu día a día? Sinceramente papá, no lo sé. Me imagino que cada día iremos viendo qué es lo que necesitan las personas de las organizaciones a las que vamos a acompañar, nos adaptaremos a las diferentes situaciones valiéndonos de dinámicas y técnicas de facilitación.

No creo que la explicación que le dí a mi padre ese domingo, ni a mis amigas tomando unas cervezas hace un par de días, se acerquen en absoluto a lo que voy a hacer y a aprender en Paradalia. De lo primero que me enseñaron es que no todas las preguntas se tienen que contestar, y que para entender lo que voy a hacer en este trabajo, tengo que hacer un aprendizaje experimental muy profundo. Es muy difícil explicar a qué nos dedicamos, porque para entenderlo hay que vivirlo. (..)  Así que o bien se vienen mis amigos y mi padre a ver nuestro día a día o tengo complicado que me entiendan.

 

 

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *