Scroll to top
© 2017, Norebro theme by Colabr.io
es

MIS INICIOS CON EL VISUAL THINKING

Yo pienso en imágenes y retengo en imágenes. No se si es por eso que me gusta tanto dibujar o si porque me gusta tanto dibujar retengo la vida en imágenes.

Muy probablemente sean un mismo departamento del lado izquierdo de mi cerebro, seguro que son roomies.

He utilizado el dibujo para expresarme desde siempre, aunque dejé de usar esta herramienta durante los años más exigentes de la ingeniería. Me dí cuenta de su valor cuando necesitaba transmitir toda la parte de prototipado y conceptualización de ideas en los últimos proyectos de la carrera. Pero no fue hasta que empecé mi trayectoria profesional, cuando de verdad vi la utilidad que tenía el dibujo para transmitir a los clientes no solo como iba a quedar su producto sino el camino estratégico para llegar hasta él o, su impacto en el entorno cercano. Yes, visual thinking.

Dibujando en Paradalia

En Paradalia entré para cambiar y transmitir el mindset end to end del diseño a no diseñadores. Y además para enseñar cómo la representación de ideas por medio del dibujo es una herramienta poderosa. ¡Acompañar con lápiz en mano! Yo que soy una believer, lo creo a pies juntillas. 

Mi primer día-experimento fue inhouse. Nuestro equipo es nuevo, hasta ese día solo llevábamos un mes compartiendo jornadas laborales y teníamos una necesidad: presentarnos en LinkedIn al mundo!

Nuestro briefing era claro, tenía que ser una presentación individual con un poco de gracia. Una sesión muy cortita con nuestro equipo para que se presentase por medio de un esquema visual. ¿Os suena el famoso y ya pasado draw your life con la que todos los youtubers nos contaban la historia de su vida? ¡Pues qué mejor ejercicio! 

Les introduje la importancia de las técnicas de representación de la mejor forma que encontré, con métricas. El 90% de la información que recibimos a diario es información visual, recordamos hasta el 80% de lo que vemos, solo el 20% de lo que leemos y el 10% de lo que oímos. Además procesamos las imágenes hasta 60.000 veces más rápido que los textos.

Sesion de Visual thinking en Paradalia. Transmitir tus ideas a través del dibujo. Dibujar momentos de tu vida en post it

Boli en mano para todos, ¡a dibujar!

Les di a todos post-its, un folio, un edding negro y unas instrucciones a priori sencillas:

-“Pensar en los 5 momentos que han determinado vuestra vida hasta el día de hoy y dibujar cada uno de ellos en un post-it.” Y me quedé tan pancha.

Definir tu vida en 5 momentos no es sencillo. Tampoco lo es coger un boli por primera vez en años. Ni enfrentarse a un papel en blanco. Y aún lo es menos si estás seguro de que no sabes dibujar.

Me tocó repetir la dirección lo menos 5 veces. Indicarles que por supuesto todos sabemos dibujar, nos pasamos muchos años desarrollando la forma de expresarnos con el dibujo hasta que nos cortan las alas. Y tuve que redireccionar para quitar un poco de hierro a lo de los 5 momentos. Consiguieron centrarse y empezar a trazar.

Una vez que terminaron les enseñé con mi ejemplo como podría contarse mi vida. Cómo por medio de la palabra se enlazaban los 5 dibujos para dotarlos de sentido y construir mi historia. Lo que ayudó al grupo a darse cuenta que esos 5 dibujos tan personales no eran suficiente para que alguien pudiese entender la historia que querían contar sin más apoyo que el dibujo. La introducción a la siguiente dirección estaba servida: simplificación de los dibujos, uso de iconos de uso común y elementos de repetición.

«La representación gráfica en el visual thinking es como jugar al pictionary»

Hicimos un ejercicio rápido dibujando algunos elementos que todos tenemos en la mente, objetos de uso común que pudieran identificar rápido y que fueran sencillos de dibujar. Uno de los elementos que salió en la dinámica fue Minnie Mouse, la conclusión del grupo fue que un ratón +  un lazo con lunares serviría para identificarla. La representación gráfica en el visual thinking es como jugar al pictionary.

Para terminar y a partir de esos 5 dibujos simplificados que habían construido, les invité a contar su historia y les pedí que añadiesen entre los dibujos flechas que conectaran el relato, escenarios para ubicar algunos elementos y palabras claves que ayudasen a posicionar al posible lector. Se llevaron deberes para casa porque era muy ambicioso conseguir todo esto ¡en media hora!

Conclusiones

Unir lo visual a lo verbal para entender y ser entendido, ésto es en resumen lo que significa el visual thinking

No es necesario ser un artista para comunicar por medio del dibujo. El visual thinking se basa en dibujos sencillos, posibles de hacer por cualquiera. Es una herramienta que no necesita muchos recursos, con que tengas la cabeza en funcionamiento una hoja en blanco y un rotulador es suficiente. 

Si quieres empezar en este camino a mi lado, estoy preparando un curso de visual thinking para el cambio organizacional que seguro te encantará.

Consulta con nosotros Pincha aquí

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *